View By Date

Tags

  • 27 Aug 2019
    Autor: Bióloga María Guadalupe de Alba Cervantes   Las condiciones extremas de la vitrificación, afectan los niveles de salud mitocondrial y las especies reactivas de oxígeno (ROS en sus siglas en ingles) en los óvulos. Hasta el momento y lo que sabemos es que estudios recientes, han mencionado que el aumento de los niveles de ROS en ovocitos descongelados de mujeres jóvenes se ha observado una perdida en la dinámica temporal del potencial mitocondrial, que podría, por lo tanto, conducir a una disminución en la producción de ATP, de esta manera perjudicando el desarrollo embrionario. La función mitocondrial también puede evaluarse in vivo mediante la relación de autofluorescencia FAD / NAD (P) H, que refleja la actividad de la cadena respiratoria y se considera un marcador del estado redox intracelular. La vitrificación se ha desarrollado como la tecnología prometedora de la crioconservación. Sin embargo, la insuficiencia de los datos clínicos y multidisciplinarios correlacionados sigue provocando controversia sobre el impacto de esta técnica en la integridad de los ovocitos. Los estudios morfológicos pueden proporcionar una gran perspectiva en este debate. La microscopía de contraste de fase y otras técnicas de microscopía de luz, incluida la citoquímica, proporcionaron datos morfofuncionales sustanciales sobre ovocitos crioconservados, pero no son capaces de desentrañar cambios estructurales finos. El daño ultraestructural es uno de los eventos más adversos asociados con la crioconservación, como efecto de la toxicidad del crioprotector, la formación de cristales de hielo y el estrés osmótico. En esta revisión, la estructura subcelular de ovocitos maduros humanos después de la vitrificación se discute en la luz de los estudios ultraestructurales más relevantes.    Ligas: https://watermark.silverchair.com/dew130.pdf?token=AQECAHi208BE49Ooan9kkhW_Ercy7Dm3ZL_9Cf3qfKAc485ysgAAAjEwggItBgkqhkiG9w0BBwagggIeMIICGgIB   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3493984/pdf/ejh-2012-3-e38.pdf  
    642 Posted by AMMR page
  • Autor: Bióloga María Guadalupe de Alba Cervantes   Las condiciones extremas de la vitrificación, afectan los niveles de salud mitocondrial y las especies reactivas de oxígeno (ROS en sus siglas en ingles) en los óvulos. Hasta el momento y lo que sabemos es que estudios recientes, han mencionado que el aumento de los niveles de ROS en ovocitos descongelados de mujeres jóvenes se ha observado una perdida en la dinámica temporal del potencial mitocondrial, que podría, por lo tanto, conducir a una disminución en la producción de ATP, de esta manera perjudicando el desarrollo embrionario. La función mitocondrial también puede evaluarse in vivo mediante la relación de autofluorescencia FAD / NAD (P) H, que refleja la actividad de la cadena respiratoria y se considera un marcador del estado redox intracelular. La vitrificación se ha desarrollado como la tecnología prometedora de la crioconservación. Sin embargo, la insuficiencia de los datos clínicos y multidisciplinarios correlacionados sigue provocando controversia sobre el impacto de esta técnica en la integridad de los ovocitos. Los estudios morfológicos pueden proporcionar una gran perspectiva en este debate. La microscopía de contraste de fase y otras técnicas de microscopía de luz, incluida la citoquímica, proporcionaron datos morfofuncionales sustanciales sobre ovocitos crioconservados, pero no son capaces de desentrañar cambios estructurales finos. El daño ultraestructural es uno de los eventos más adversos asociados con la crioconservación, como efecto de la toxicidad del crioprotector, la formación de cristales de hielo y el estrés osmótico. En esta revisión, la estructura subcelular de ovocitos maduros humanos después de la vitrificación se discute en la luz de los estudios ultraestructurales más relevantes.    Ligas: https://watermark.silverchair.com/dew130.pdf?token=AQECAHi208BE49Ooan9kkhW_Ercy7Dm3ZL_9Cf3qfKAc485ysgAAAjEwggItBgkqhkiG9w0BBwagggIeMIICGgIB   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3493984/pdf/ejh-2012-3-e38.pdf  
    Aug 27, 2019 642
  • 22 Mar 2019
    Aldo Isaac Meneses Ríos   Después de la captura ovocitaria, existen típicamente dos opciones al momento de tomar la decisión de realizar una transferencia embrionaria. La primera opción es realizar una transferencia embrionaria en fresco, seleccionado el mejor/(es) embriones a transferir dentro de la cavidad uterina, 3 a 5 días después de la captura ovocitaria. Resguardando para vitrificación los embriones sobrantes para una futura transferencia, si es necesaria.   La segunda opción es vitrificar todos los embriones resultantes, incluyendo los mejores embriones con la finalidad de ser transferidos en otro ciclo.   En múltiples escenarios clínicos no existe duda que se requiere realizar una transferencia de embriones congelados, incluso antes de iniciar la estimulación ovárica controlada. Como por ejemplo en mujeres con Sindrome de Ovario Poliquistico (SOP) o en ciclos de PGS en etapa de blastocisto. En otros casos, se define diferir la transferencia embrionaria justo antes de la captura ovocitaria; como por ejemplo la presencia de niveles de progesterona altos al momento del disparo.   Cuales son las ventajas y desventajas de realizar una transferencia embrionaria en fresco o en vitrificados.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria de congelados   Mayor tasa de éxito reproductivo en mujeres con altos niveles de progesterona séricos al momento del disparo, mujeres con endometriosis y SOP. Mayor perfil de seguridad en pacientes vulnerables a un Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO). Más fácil el proceso logístico de un resultado genético de los embriones resultantes    Puntos en contra de la transferencia embrionaria de congelados   Se tiene poca información recabada de menos de 15 años,con respecto al desenlace obstétrico, perinatal y neurodesarrollo Se ha relacionado con mayor prevalencia de preeclampsia y fetos grandes para edad gestacional.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria en fresco   Menor costo Menor tiempo para lograr el embarazo Tiene mayor perfil seguridad perinatal y obstétrica a largo plazo   Puntos en contra de la transferencia embrionaria en fresco    Mayor riesgo de SHO En distintas poblaciones se ha confirmado menor tasa de éxito Se ha relacionado con parto pretérmino y fetos pequeños para edad gestacional     Las concentraciones suprafisiologicas de estrógenos y progesterona que se presentan en la estimulación ovárica controlada al crear una respuesta multifolicular, condiciona un desplazamiento temprano de la ventana de implantación dentro del útero. Este ambiente hormonal genera en el  endometrio una ventana de implantación embrionaria “menos receptiva” , en el momento en el cual el embrión alcanza la madurez necesaria para ser transferido. Por el contrario, en un ciclo congelado. Se espera un balance hormonal fisiológico y se determina el momento idóneo para definir el momento “más receptivo”.   Argumentos que definen un balance a favor de la vitrificación embrionaria de todos los embriones.    Los niveles de progesterona arriba del 1.5 ng/ml al momento del disparo disminuyen la tasa de nacido vivo en un 10% cuando se realiza transferencia embrionaria en fresco con progesterona alta versus la transferencia en embriones congelados. Se ha reportado una reducción de hasta un 15% en la tasa de nacido vivo en pacientes con endometriosis con transferencia embrionaria en fresco versus transferencia embrionaria de congelados. Pudiera ser que mujeres que presentan SOP o posiblemente algún otro factor de SHO, pudieran ser mayormente beneficiadas con una transferencia embrionaria de congelados que con una transferencia embrionaria en fresco. Se ha documentado este beneficio en mujeres con SOP con transferencia embrionaria en día 3, donde se obtuvo mayor tasa de nacido vivo y menor riesgo de SHO.   Argumentos que definen un balance a favor de la transferencia embrionaria en fresco.   Ausencia de datos a largo plazo con las técnicas actuales de vitrificación. El desarrollo del infante se ha valorado con un seguimiento de al menos 3 décadas, con la transferencia embrionaria en fresco, lo que hace esta conducta reproductiva mucho más tranquilizante. Los métodos de congelamiento han sido actualizados en los últimos 15 años; dando paso de la congelación lenta a la ultrarápida. Los datos actuales reportan que la tasa de defectos mayores al nacimiento producto de embriones congelados o en fresco es similar; a pesar que estos datos son tranquilizantes, no nos provee un verdadero panorama en un futuro a largo plazo. Complicaciones relacionadas con el nacimiento. Los datos actuales demuestran que los bebes nacidos de embriones congelados tienen mayor riesgo de ser más grandes para edad gestacional y que en el embarazo se manifieste preeclampsia. Sin embargo, la transferencia embrionaria en fresco  se ha relacionado con mayor riesgo de parto prematuro o pequeño para edad gestacional. Riesgo de pérdida embrionaria por el proceso de vitrificación-desvitrificación. La supervivencia embrionaria actual en clínicas con entrenamiento adecuado para implementar estas técnicas reproductivas oscila entre un 90% a 99%. Por lo que dependerá del número de embriones de buena calidad disponibles y las tasas de sobrevivencia embrionaria para definir la conducta de transferir un embrión en fresco o en congelado. Consideraciones financieras. La transferencia embrionaria en fresco es casi siempre de menor costo que la transferencia embrionaria de congelados. Esto debido a los costos adicionales del proceso de vitrificación y desvitrificación, agregando la monitorización y manutención de los embriones vitrificados.    Bibliografía:https://www.cochrane.org/CD011184/MENSTR_fresh-versus-frozen-embryo-transfers-assisted-reproduction
    991 Posted by AMMR page
  • Aldo Isaac Meneses Ríos   Después de la captura ovocitaria, existen típicamente dos opciones al momento de tomar la decisión de realizar una transferencia embrionaria. La primera opción es realizar una transferencia embrionaria en fresco, seleccionado el mejor/(es) embriones a transferir dentro de la cavidad uterina, 3 a 5 días después de la captura ovocitaria. Resguardando para vitrificación los embriones sobrantes para una futura transferencia, si es necesaria.   La segunda opción es vitrificar todos los embriones resultantes, incluyendo los mejores embriones con la finalidad de ser transferidos en otro ciclo.   En múltiples escenarios clínicos no existe duda que se requiere realizar una transferencia de embriones congelados, incluso antes de iniciar la estimulación ovárica controlada. Como por ejemplo en mujeres con Sindrome de Ovario Poliquistico (SOP) o en ciclos de PGS en etapa de blastocisto. En otros casos, se define diferir la transferencia embrionaria justo antes de la captura ovocitaria; como por ejemplo la presencia de niveles de progesterona altos al momento del disparo.   Cuales son las ventajas y desventajas de realizar una transferencia embrionaria en fresco o en vitrificados.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria de congelados   Mayor tasa de éxito reproductivo en mujeres con altos niveles de progesterona séricos al momento del disparo, mujeres con endometriosis y SOP. Mayor perfil de seguridad en pacientes vulnerables a un Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO). Más fácil el proceso logístico de un resultado genético de los embriones resultantes    Puntos en contra de la transferencia embrionaria de congelados   Se tiene poca información recabada de menos de 15 años,con respecto al desenlace obstétrico, perinatal y neurodesarrollo Se ha relacionado con mayor prevalencia de preeclampsia y fetos grandes para edad gestacional.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria en fresco   Menor costo Menor tiempo para lograr el embarazo Tiene mayor perfil seguridad perinatal y obstétrica a largo plazo   Puntos en contra de la transferencia embrionaria en fresco    Mayor riesgo de SHO En distintas poblaciones se ha confirmado menor tasa de éxito Se ha relacionado con parto pretérmino y fetos pequeños para edad gestacional     Las concentraciones suprafisiologicas de estrógenos y progesterona que se presentan en la estimulación ovárica controlada al crear una respuesta multifolicular, condiciona un desplazamiento temprano de la ventana de implantación dentro del útero. Este ambiente hormonal genera en el  endometrio una ventana de implantación embrionaria “menos receptiva” , en el momento en el cual el embrión alcanza la madurez necesaria para ser transferido. Por el contrario, en un ciclo congelado. Se espera un balance hormonal fisiológico y se determina el momento idóneo para definir el momento “más receptivo”.   Argumentos que definen un balance a favor de la vitrificación embrionaria de todos los embriones.    Los niveles de progesterona arriba del 1.5 ng/ml al momento del disparo disminuyen la tasa de nacido vivo en un 10% cuando se realiza transferencia embrionaria en fresco con progesterona alta versus la transferencia en embriones congelados. Se ha reportado una reducción de hasta un 15% en la tasa de nacido vivo en pacientes con endometriosis con transferencia embrionaria en fresco versus transferencia embrionaria de congelados. Pudiera ser que mujeres que presentan SOP o posiblemente algún otro factor de SHO, pudieran ser mayormente beneficiadas con una transferencia embrionaria de congelados que con una transferencia embrionaria en fresco. Se ha documentado este beneficio en mujeres con SOP con transferencia embrionaria en día 3, donde se obtuvo mayor tasa de nacido vivo y menor riesgo de SHO.   Argumentos que definen un balance a favor de la transferencia embrionaria en fresco.   Ausencia de datos a largo plazo con las técnicas actuales de vitrificación. El desarrollo del infante se ha valorado con un seguimiento de al menos 3 décadas, con la transferencia embrionaria en fresco, lo que hace esta conducta reproductiva mucho más tranquilizante. Los métodos de congelamiento han sido actualizados en los últimos 15 años; dando paso de la congelación lenta a la ultrarápida. Los datos actuales reportan que la tasa de defectos mayores al nacimiento producto de embriones congelados o en fresco es similar; a pesar que estos datos son tranquilizantes, no nos provee un verdadero panorama en un futuro a largo plazo. Complicaciones relacionadas con el nacimiento. Los datos actuales demuestran que los bebes nacidos de embriones congelados tienen mayor riesgo de ser más grandes para edad gestacional y que en el embarazo se manifieste preeclampsia. Sin embargo, la transferencia embrionaria en fresco  se ha relacionado con mayor riesgo de parto prematuro o pequeño para edad gestacional. Riesgo de pérdida embrionaria por el proceso de vitrificación-desvitrificación. La supervivencia embrionaria actual en clínicas con entrenamiento adecuado para implementar estas técnicas reproductivas oscila entre un 90% a 99%. Por lo que dependerá del número de embriones de buena calidad disponibles y las tasas de sobrevivencia embrionaria para definir la conducta de transferir un embrión en fresco o en congelado. Consideraciones financieras. La transferencia embrionaria en fresco es casi siempre de menor costo que la transferencia embrionaria de congelados. Esto debido a los costos adicionales del proceso de vitrificación y desvitrificación, agregando la monitorización y manutención de los embriones vitrificados.    Bibliografía:https://www.cochrane.org/CD011184/MENSTR_fresh-versus-frozen-embryo-transfers-assisted-reproduction
    Mar 22, 2019 991
  • 22 Feb 2019
    Autor: Dr. Jesús Fernando Solórzano Vázquez Durante mucho tiempo se consideró el factor femenino como el mas relevante en la pareja infértil. Sin embargo, en la actualidad se sospecha que el factor masculino puede presentarse hasta en un 30% de los casos aislado o en un 20% como factor mixto en el diagnóstico de infertilidad. Aun así, no se tiene una prevalencia clara por diferencias entre los estudios y poblaciones. Por lo cual su estudio y tratamiento ha cobrado interés e importancia en la practica de reproducción asistida. Valoración inicial del varón. Se consideran 3 componente primarios de la evaluación. Historia clínica completa: Debe contar con todos los antecedentes generales incluidos tiempo y frecuencia coital, duración de la infertilidad y fertilidad previa, enfermedades de la niñez e historia de desarrollo, enfermedades sistémicas, cirugías previas, medicamentos y alergias, historia sexual (incluida las enfermedades de transmisión sexual) y exposición a gonadotóxicos como ambientales, químicos y calor. Exploración física: No se tiene un consenso de que tan completa debe ser. Como mínimo debe valorar, peso y talla, distribución muscular, adiposidad, distribución de vello, ginecomastia, datos de hipoandrogenismo, alteraciones de órganos sexuales, presencia de varicocele, presencia de cicatriz por cirugía inguinal, escrotal o abdominal. Algunos estatutos mencionan ser mas importante la historia clínica y prueba seminal para determinar si es conveniente una exploración dirigida por especialista. Análisis seminal: Se considera piedra angular. Es recomendable realizar un estudio por personal con amplia capacitación y pericia. Los valores mas importantes serán concentración espermática, motilidad progresiva y morfología por criterios estrictos de Kruger. Tendrá mayor relevancia alteración de 2 o mas parámetros que 1 aislado. Valoraciones secundarias. Examen hormonal: Puede incluir hormona folículo estimulante (FSH) y niveles de testosterona matutinos. En hipoandrogenismo se puede realizar testosterona libre, hormonal luteinizante (LH) y prolactina. Ultrasonido escrotal: Se puede utilizar para descartar alteraciones en la exploración como varicocele. No debe sustituir a la exploración física. Análisis de orina posteyaculado: Para descartar eyaculación retrograda en volúmenes menores a 1ml sin causa aparente. Ultrasonido transrectal y Resonancia magnética: Útiles en la sospecha de obstrucción del conducto eyaculatorio. Se recomienda en pacientes con oligozoospermia, disminución de volumen y PH bajo. Biopsia testicular y aspiración por aguja fina: se puede usar diferenciar de azoospermia obstructiva o secretora. Se puede realizar diagnóstica o incluso terapéutica. La ultima es mucho mas recomendada por que permite resolver infertilidad. Anticuerpos anti-esperma: puede proponerse en pacientes con vasectomía, traumas, biopsia, orquitis, torsión o cáncer testicular que podría dar información de alteraciones de fertilidad, ya que la presencia se relaciona con motilidad disminuida y dificultad para la fecundación. Útil para infertilidad inexplicable y astenozoospermia como factor único. Fragmentación del DNA espermático: se trata de una prueba de pronóstico mas que diagnóstica. La reparación de un varicocele o uso de antioxidantes se utilizan para mejorar este parámetro. Sin embargo, no hay certeza de su rol en el manejo de la infertilidad. Estudios genéticos: Se recomiendan a todos los pacientes con oligozoospermia severa (<5 millones/ml). El cariotipo para descartar alteraciones cromosómicas. En los últimos años, las recomendaciones también amplían el estudio de estos pacientes agregando las microdeleciones del cromosoma Y. En ausencia congénita de conducto deferente unilateral o bilateral se recomienda el estudio genético de región CFTR para disminuir el riesgo de fibrosis quística como enfermedad congénita, pero no se cuenta con un estudio que detecte todas las alteraciones de este gen. Valoración del stress oxidativo en liquido seminal: Ya se cuenta con tecnología que puede cuantificar el potencial oxido reducción de los líquidos corporales de forma rápida, económica y certera para poder determinar si existe elevación de radicales libres. Esto con potencial beneficio para utilizar antioxidantes de manera dirigida y específica. CONCLUSION. El estudio del factor masculino debe ser valorado con la misma importancia que el factor femenino dada la frecuencia con la que se pueden observar alteraciones. Con el paso de los años se seguirá mejorando su evaluación para buscar la mejora de los resultados de tratamientos de reproducción asistida.    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5850791/ https://www.racgp.org.au/afp/2017/september/male-infertility/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5004233/  
    554 Posted by AMMR page
  • Autor: Dr. Jesús Fernando Solórzano Vázquez Durante mucho tiempo se consideró el factor femenino como el mas relevante en la pareja infértil. Sin embargo, en la actualidad se sospecha que el factor masculino puede presentarse hasta en un 30% de los casos aislado o en un 20% como factor mixto en el diagnóstico de infertilidad. Aun así, no se tiene una prevalencia clara por diferencias entre los estudios y poblaciones. Por lo cual su estudio y tratamiento ha cobrado interés e importancia en la practica de reproducción asistida. Valoración inicial del varón. Se consideran 3 componente primarios de la evaluación. Historia clínica completa: Debe contar con todos los antecedentes generales incluidos tiempo y frecuencia coital, duración de la infertilidad y fertilidad previa, enfermedades de la niñez e historia de desarrollo, enfermedades sistémicas, cirugías previas, medicamentos y alergias, historia sexual (incluida las enfermedades de transmisión sexual) y exposición a gonadotóxicos como ambientales, químicos y calor. Exploración física: No se tiene un consenso de que tan completa debe ser. Como mínimo debe valorar, peso y talla, distribución muscular, adiposidad, distribución de vello, ginecomastia, datos de hipoandrogenismo, alteraciones de órganos sexuales, presencia de varicocele, presencia de cicatriz por cirugía inguinal, escrotal o abdominal. Algunos estatutos mencionan ser mas importante la historia clínica y prueba seminal para determinar si es conveniente una exploración dirigida por especialista. Análisis seminal: Se considera piedra angular. Es recomendable realizar un estudio por personal con amplia capacitación y pericia. Los valores mas importantes serán concentración espermática, motilidad progresiva y morfología por criterios estrictos de Kruger. Tendrá mayor relevancia alteración de 2 o mas parámetros que 1 aislado. Valoraciones secundarias. Examen hormonal: Puede incluir hormona folículo estimulante (FSH) y niveles de testosterona matutinos. En hipoandrogenismo se puede realizar testosterona libre, hormonal luteinizante (LH) y prolactina. Ultrasonido escrotal: Se puede utilizar para descartar alteraciones en la exploración como varicocele. No debe sustituir a la exploración física. Análisis de orina posteyaculado: Para descartar eyaculación retrograda en volúmenes menores a 1ml sin causa aparente. Ultrasonido transrectal y Resonancia magnética: Útiles en la sospecha de obstrucción del conducto eyaculatorio. Se recomienda en pacientes con oligozoospermia, disminución de volumen y PH bajo. Biopsia testicular y aspiración por aguja fina: se puede usar diferenciar de azoospermia obstructiva o secretora. Se puede realizar diagnóstica o incluso terapéutica. La ultima es mucho mas recomendada por que permite resolver infertilidad. Anticuerpos anti-esperma: puede proponerse en pacientes con vasectomía, traumas, biopsia, orquitis, torsión o cáncer testicular que podría dar información de alteraciones de fertilidad, ya que la presencia se relaciona con motilidad disminuida y dificultad para la fecundación. Útil para infertilidad inexplicable y astenozoospermia como factor único. Fragmentación del DNA espermático: se trata de una prueba de pronóstico mas que diagnóstica. La reparación de un varicocele o uso de antioxidantes se utilizan para mejorar este parámetro. Sin embargo, no hay certeza de su rol en el manejo de la infertilidad. Estudios genéticos: Se recomiendan a todos los pacientes con oligozoospermia severa (<5 millones/ml). El cariotipo para descartar alteraciones cromosómicas. En los últimos años, las recomendaciones también amplían el estudio de estos pacientes agregando las microdeleciones del cromosoma Y. En ausencia congénita de conducto deferente unilateral o bilateral se recomienda el estudio genético de región CFTR para disminuir el riesgo de fibrosis quística como enfermedad congénita, pero no se cuenta con un estudio que detecte todas las alteraciones de este gen. Valoración del stress oxidativo en liquido seminal: Ya se cuenta con tecnología que puede cuantificar el potencial oxido reducción de los líquidos corporales de forma rápida, económica y certera para poder determinar si existe elevación de radicales libres. Esto con potencial beneficio para utilizar antioxidantes de manera dirigida y específica. CONCLUSION. El estudio del factor masculino debe ser valorado con la misma importancia que el factor femenino dada la frecuencia con la que se pueden observar alteraciones. Con el paso de los años se seguirá mejorando su evaluación para buscar la mejora de los resultados de tratamientos de reproducción asistida.    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5850791/ https://www.racgp.org.au/afp/2017/september/male-infertility/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5004233/  
    Feb 22, 2019 554
  • 13 Feb 2019
    Dra. Lina Gabriela Villar Muñóz   La fertilización in vitro (FIV) se considera exitosa cuando conduce al nacimiento de un bebé saludable. Para maximizar la probabilidad de que esto suceda, es necesario transferir un solo embrión a la vez. La adopción universal de la transferencia de un solo embrión (SET) continúa siendo un objetivo difícil de alcanzar como procedimiento de rutina en los procedimientos de Fertilización in vitro (FIV), esto es debido a las bajas tasas de embarazo obtenidas tras la transferencia de un único embrión,  alentando a muchos especialistas de realizar transferencias de embriones múltiples para lograr tasas aceptables de nacidos vivos, sobre todo en lugares donde la seguridad social no cubre los tratamientos de FIV. La  alta morbilidad por gestación múltiple sigue siendo una complicación iatrogénica asociada a la transferencia de múltiples embriones. No obstante, los avances logrados en las tecnologías de reproducción asistida utilizadas como los sistemas de cultivo in vitro, la vitrificación, el diagnostico genético  (PGT-A) han logrado mejorar significativamente las  tasas de implantación tanto en la transferencia de embriones frescos como en congelados, pero aún un con estos grandes avances en tecnología, diariamente se siguen realizando transferencias de múltiples embriones. Los métodos convencionales basados ​​en la morfología han perdurado como los métodos de selección de embriones más utilizados en la FIV, a pesar de su bajo valor predictivo. Los avances recientes en metodologías de selección de embriones que se identifican como alternativas potenciales, (Genómica, Transcriptómica, Proteómica, Metabolómica  e incluso el Time Lapse) donde cada una de estas técnica utiliza un marcador diferente de competencia embrionaria para poder seleccionar embriones desde los primeros estadios de su desarrollo.Gran parte de la investigación para seleccionar embriones con altas capacidad implantatoria se ha centrado en desarrollar pruebas genéticas de mayor eficacia como la PGT-A para asegurar la transferencia de embriones cromosómicamente normales (euploides). Sin embargo 20 años después de que PGT-A se introdujera por primera vez en las técnicas de fertilización in vitro, el PGT-A aún no ha logrado convertirse  en parte integral de la práctica diaria de la  FIV. La falta de evidencia de alta calidad puede ser una de las razones por las cuales el PGT-A no se ha logrado integrar como procedimiento de rutina en los tratamientos de fertilización in vitro.   En resumen, diferentes estudios han demostrado que la transferencia de un solo embrión está asociado con un mejor resultado perinatal así como una menor tasa morbilidad neonatal, menor tasa de partos prematuros y  mejor peso al nacer.  Lo que estimula a seguir buscando mas y mejores tecnologías que ayuden a mejorar los resultados de tasa de embarazo por transferencia embrionaria para fomentar aun más la transferencia de un solo embrión como una opción razonable para alcanzar el objetivo de la fertilización in vitro: un recién nacido sano y único.  Ligas: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30646782   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30617927  
    571 Posted by AMMR page
  • Dra. Lina Gabriela Villar Muñóz   La fertilización in vitro (FIV) se considera exitosa cuando conduce al nacimiento de un bebé saludable. Para maximizar la probabilidad de que esto suceda, es necesario transferir un solo embrión a la vez. La adopción universal de la transferencia de un solo embrión (SET) continúa siendo un objetivo difícil de alcanzar como procedimiento de rutina en los procedimientos de Fertilización in vitro (FIV), esto es debido a las bajas tasas de embarazo obtenidas tras la transferencia de un único embrión,  alentando a muchos especialistas de realizar transferencias de embriones múltiples para lograr tasas aceptables de nacidos vivos, sobre todo en lugares donde la seguridad social no cubre los tratamientos de FIV. La  alta morbilidad por gestación múltiple sigue siendo una complicación iatrogénica asociada a la transferencia de múltiples embriones. No obstante, los avances logrados en las tecnologías de reproducción asistida utilizadas como los sistemas de cultivo in vitro, la vitrificación, el diagnostico genético  (PGT-A) han logrado mejorar significativamente las  tasas de implantación tanto en la transferencia de embriones frescos como en congelados, pero aún un con estos grandes avances en tecnología, diariamente se siguen realizando transferencias de múltiples embriones. Los métodos convencionales basados ​​en la morfología han perdurado como los métodos de selección de embriones más utilizados en la FIV, a pesar de su bajo valor predictivo. Los avances recientes en metodologías de selección de embriones que se identifican como alternativas potenciales, (Genómica, Transcriptómica, Proteómica, Metabolómica  e incluso el Time Lapse) donde cada una de estas técnica utiliza un marcador diferente de competencia embrionaria para poder seleccionar embriones desde los primeros estadios de su desarrollo.Gran parte de la investigación para seleccionar embriones con altas capacidad implantatoria se ha centrado en desarrollar pruebas genéticas de mayor eficacia como la PGT-A para asegurar la transferencia de embriones cromosómicamente normales (euploides). Sin embargo 20 años después de que PGT-A se introdujera por primera vez en las técnicas de fertilización in vitro, el PGT-A aún no ha logrado convertirse  en parte integral de la práctica diaria de la  FIV. La falta de evidencia de alta calidad puede ser una de las razones por las cuales el PGT-A no se ha logrado integrar como procedimiento de rutina en los tratamientos de fertilización in vitro.   En resumen, diferentes estudios han demostrado que la transferencia de un solo embrión está asociado con un mejor resultado perinatal así como una menor tasa morbilidad neonatal, menor tasa de partos prematuros y  mejor peso al nacer.  Lo que estimula a seguir buscando mas y mejores tecnologías que ayuden a mejorar los resultados de tasa de embarazo por transferencia embrionaria para fomentar aun más la transferencia de un solo embrión como una opción razonable para alcanzar el objetivo de la fertilización in vitro: un recién nacido sano y único.  Ligas: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30646782   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30617927  
    Feb 13, 2019 571
  • 25 Jan 2019
    Aldo Isaac Meneses Ríos   La endometriosis es una enfermedad estrógeno-dependiente crónico, progresivo que tiene un impacto en la tasa de fecundabilidad femenina. A continuación desglosaremos por componente reproductivo el impacto reproductivo:   Reducción de la reserva ovárica: La endometriosis reduce la irrigación sanguínea del ovario. Estudios recientes han sugerido que las pacientes con endometriosis tienen una reserva ovárica reducida confirmada por niveles de Hormona Antimülleriana y conteo antral, este hallazgo es presente incluso en aquellas pacientes sin antecedente la ablación o excisión de implantes endometriosicos de la corteza ovárica. La cirugía para la extirpación de la endometriosis ovárica también puede contribuir a la reducción de la reserva ovárica. Esta reducción de la reserva ovárica posterior a la excisión quirúrgica, afecta de forma mucho más pronunciada en la tasa de fecundabilidad en aquellas pacientes con baja reserva ovárica previo a la intervención quirúrgica, particularmente en aquellas pacientes que requerirán fertilización in vitro (FIV).   Reducción de la calidad ovocitaria: La endometriosis puede crear un ambiente hormonal que empeora la calidad ovocitaria. Un meta-analisis que incluyo a 6,760 pacientes sometidas a FIV mostraron que las pacientes con endometriosis tienen menor tasa de fertilización e implantación por embrión transferido versus las pacientes con obstrucción tubaria. Adicionalmente algunos estudios demuestran que embriones creados con ovocitos de donante con endometriosis tienen menor potencial de implantación versus embriones creados con ovocitos de donante sin endometriosis. Este último dato no ha sido consistentemente reproducido por algún otro estudio, esto debido a la heterogeneidad y la complejidad de la endometriosis. Trompas de Falopio: El proceso inflamatorio y cicatrizal que crea la endometriosis por contigüidad puede crear una obstrucción tubaria extraluminal o intraluminal o una función anormal que puede bloquear la migración ovocitaria o embrionaria o el desplazamiento progresivo del espermatozoide. Estos cambios puede prevenir que el espermatozoide pueda fertilizar el ovocito o la movilización embrionaria a través de la tuba uterina, incrementando de esta manera el riesgo de embarazo ectópico. En un estudio reciente de más de 14,000 mujeres, mujeres con endometriosis tuvieron 2.7 veces mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico que las mujeres sin endometriosis.   Útero: La endometriosis puede causar inflamación al colonizar cualquier órgano. La inflamación per se, podría repercutir en la capacidad del embrión de implantarse  o disminuir los metabolitos o micronutrientes necesarios para sostener la implantación del embrión. En un estudio se observo que pacientes receptoras con endometriosis que recibieron embriones donados tuvieron una tasa de implantación de al menos 20% menos que las receptoras sin endometriosis Espermatozoide: La propia inflamación creada por la endometriosis, puede afectar la movilidad espermática y quizá su capacidad fertilizante. El porcentaje de espermatozoides con ADN dañado se duplica posterior a la exposición del líquido pélvico extraído de pacientes con endometriosis comparado con espermatozoides expuestos con líquido pélvico de mujeres sin endometriosis.   Esta combinación de factores, hace que pacientes con endometriosis presenten un decremento en la probabilidad de concebir de forma espontánea o asistida con respecto a la población en general. En nuestra actualidad sigue siendo un reto reproductivo tratar la infertilidad en este grupo de pacientes y no solo eso, incluso el diagnóstico de la propia enfermedad, ya que como sabemos la infertilidad y el dolor son los puntos clave de la endometriosis y no necesariamente la paciente presentara algún síntoma, incluso la enfermedad podría estar presente en mujeres asintomáticas infértiles con estudios de laboratorio e imagen normales, lo que hace más complejo el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. Bibliografía: https://academic.oup.com/humrep/article/28/8/2140/659582  
    903 Posted by AMMR page
  • Aldo Isaac Meneses Ríos   La endometriosis es una enfermedad estrógeno-dependiente crónico, progresivo que tiene un impacto en la tasa de fecundabilidad femenina. A continuación desglosaremos por componente reproductivo el impacto reproductivo:   Reducción de la reserva ovárica: La endometriosis reduce la irrigación sanguínea del ovario. Estudios recientes han sugerido que las pacientes con endometriosis tienen una reserva ovárica reducida confirmada por niveles de Hormona Antimülleriana y conteo antral, este hallazgo es presente incluso en aquellas pacientes sin antecedente la ablación o excisión de implantes endometriosicos de la corteza ovárica. La cirugía para la extirpación de la endometriosis ovárica también puede contribuir a la reducción de la reserva ovárica. Esta reducción de la reserva ovárica posterior a la excisión quirúrgica, afecta de forma mucho más pronunciada en la tasa de fecundabilidad en aquellas pacientes con baja reserva ovárica previo a la intervención quirúrgica, particularmente en aquellas pacientes que requerirán fertilización in vitro (FIV).   Reducción de la calidad ovocitaria: La endometriosis puede crear un ambiente hormonal que empeora la calidad ovocitaria. Un meta-analisis que incluyo a 6,760 pacientes sometidas a FIV mostraron que las pacientes con endometriosis tienen menor tasa de fertilización e implantación por embrión transferido versus las pacientes con obstrucción tubaria. Adicionalmente algunos estudios demuestran que embriones creados con ovocitos de donante con endometriosis tienen menor potencial de implantación versus embriones creados con ovocitos de donante sin endometriosis. Este último dato no ha sido consistentemente reproducido por algún otro estudio, esto debido a la heterogeneidad y la complejidad de la endometriosis. Trompas de Falopio: El proceso inflamatorio y cicatrizal que crea la endometriosis por contigüidad puede crear una obstrucción tubaria extraluminal o intraluminal o una función anormal que puede bloquear la migración ovocitaria o embrionaria o el desplazamiento progresivo del espermatozoide. Estos cambios puede prevenir que el espermatozoide pueda fertilizar el ovocito o la movilización embrionaria a través de la tuba uterina, incrementando de esta manera el riesgo de embarazo ectópico. En un estudio reciente de más de 14,000 mujeres, mujeres con endometriosis tuvieron 2.7 veces mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico que las mujeres sin endometriosis.   Útero: La endometriosis puede causar inflamación al colonizar cualquier órgano. La inflamación per se, podría repercutir en la capacidad del embrión de implantarse  o disminuir los metabolitos o micronutrientes necesarios para sostener la implantación del embrión. En un estudio se observo que pacientes receptoras con endometriosis que recibieron embriones donados tuvieron una tasa de implantación de al menos 20% menos que las receptoras sin endometriosis Espermatozoide: La propia inflamación creada por la endometriosis, puede afectar la movilidad espermática y quizá su capacidad fertilizante. El porcentaje de espermatozoides con ADN dañado se duplica posterior a la exposición del líquido pélvico extraído de pacientes con endometriosis comparado con espermatozoides expuestos con líquido pélvico de mujeres sin endometriosis.   Esta combinación de factores, hace que pacientes con endometriosis presenten un decremento en la probabilidad de concebir de forma espontánea o asistida con respecto a la población en general. En nuestra actualidad sigue siendo un reto reproductivo tratar la infertilidad en este grupo de pacientes y no solo eso, incluso el diagnóstico de la propia enfermedad, ya que como sabemos la infertilidad y el dolor son los puntos clave de la endometriosis y no necesariamente la paciente presentara algún síntoma, incluso la enfermedad podría estar presente en mujeres asintomáticas infértiles con estudios de laboratorio e imagen normales, lo que hace más complejo el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. Bibliografía: https://academic.oup.com/humrep/article/28/8/2140/659582  
    Jan 25, 2019 903
  • 21 Jan 2019
    Dr. Aldo Isaac Meneses Rios La endometriosis es una enfermedad que por lo general su diagnóstico es tardío, las razones por las cuales su diagnóstico es difícil es debido a que: La endometriosis tiene un espectro de manifestaciones clínicas amplias y que son inconsistentes en cada mujer. Múltiples de los síntomas relacionados con la endometriosis se asemejan con otras condiciones médicas, como lo es el síndrome de colon irritable. Los profesionales de la salud pasan desapercibido o minimizan los síntomas o la misma paciente se acostumbra o cree como normal la dismenorrea. No existen en la actualidad métodos diagnósticos no invasivos, confiables y accesibles. Dentro de las herramientas diagnósticas para documentar la endometriosis ovárica y de otros sitios que contamos en la actualidad las dividiremos en función de su sitio de localización.   La cirugía es técnicamente considerada la única manera para tener un diagnóstico certero de la enfermedad y es considerado como el gold estándar, aunque en nuestra practica médica actual tiene mayor utilidad para estandarizar los pacientes que ingresan a  estudios de investigación. Por lo general, desde el punto de vista clínico-práctico, la gran mayoría de los pacientes con un diagnóstico presuncional desde el punto de vista clínico son tratados sin un diagnóstico quirúrgico.   Las ventajas de la cirugía como herramienta diagnóstica es su alta sensibilidad, la capacidad de tratar la enfermedad en el mismo evento quirúrgico, la posibilidad de valorar la permeabilidad tubaria, clasificar el grado de severidad de la enfermedad y descartar otras condiciones médicas como el cáncer, al tener un resultado histopatológico del tejido endometrial.  Sus desventajas es su alto costo, que es altamente invasivo con un tiempo de recuperación hasta de 6 semanas, la generación de adherencias pélvicas y daño a la reserva ovárica en caso de resección de un endometrioma.   Debido a que la cirugía es invasiva, múltiples profesionales de la salud realizan un “diagnóstico presuntivo” basado en los síntomas de la paciente. Existe una larga lista de síntomas potenciales relacionados con la endometriosis, múltiples síntomas se empalman con otras condiciones médicas haciendo esto un diagnóstico difícil. Los síntomas más comunes de sospechan son la dismenorrea, el dolor pélvico no relacionado con la menstruación o aciclico, dispareunia en especial a la penetración profunda, hematuria, rectorragia, dolor en hombro e infertilidad. En algunas ocasionales se recomienda la prescripción de hormonales orales combinados, progesterona o análogos de GnRH como pruebas de reto para valorar la sintomatología en función del tratamiento, siendo mayor la presunción del diagnóstico al mejorar los síntomas con su uso.   El ultrasonido es el estudio de imagen de elección en el diagnóstico de la endometriosis según el Colegio Americano de Ginecologos y Obstetras. La exactitud del ultrasonido para diagnosticar la endometriosis es sólido (mejor que el examen físico y peor que la cirugía). El utrasonido tiene un alto VPP para confirmar endometriosis ovárica, siendo este menos confiable para diagnósticar endometriosis extraovárica con un VPP del 50%.   La resonancia magnética no se considera un estudio de imagen necesario para el diagnostico de la endometriosis, debido a que es menos accesible y más costoso.  El papel principal de este estudio de imagen es documentar la endometriosis intestinal o vesical en pacientes que presentan sígnos con involucro del tracto gastrointestinal o urinario,  teniendo mayor utilidad en los casos en los que el ultrasonido es ambiguo para definir la enfermedad, esto con el objetivo de confirmar el diagnóstico y planear un posible abordaje quirúrgico.   Los biomarcadores son un método diagnostico atractivo para cualquier condición medica con una simple muestra de sangre. Desafortunadamente ningún marcador es suficientemente exacto para recomendarse en el diagnostico de la endometriosis. El CA-125, es un biomarcador usado para el seguimiento de ciertos tipos de cánceres de ovario de origen epitelial, elevándose de forma frecuente en pacientes con endometriosis. Su baja sensibilidad en todos los estadios de la enfermedad, incluso más baja en estadios mínimos o leves, descarta la posibilidad de su uso como herramienta diagnóstica.   Bibliografia: https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/uog.7668  
    868 Posted by AMMR page
  • Dr. Aldo Isaac Meneses Rios La endometriosis es una enfermedad que por lo general su diagnóstico es tardío, las razones por las cuales su diagnóstico es difícil es debido a que: La endometriosis tiene un espectro de manifestaciones clínicas amplias y que son inconsistentes en cada mujer. Múltiples de los síntomas relacionados con la endometriosis se asemejan con otras condiciones médicas, como lo es el síndrome de colon irritable. Los profesionales de la salud pasan desapercibido o minimizan los síntomas o la misma paciente se acostumbra o cree como normal la dismenorrea. No existen en la actualidad métodos diagnósticos no invasivos, confiables y accesibles. Dentro de las herramientas diagnósticas para documentar la endometriosis ovárica y de otros sitios que contamos en la actualidad las dividiremos en función de su sitio de localización.   La cirugía es técnicamente considerada la única manera para tener un diagnóstico certero de la enfermedad y es considerado como el gold estándar, aunque en nuestra practica médica actual tiene mayor utilidad para estandarizar los pacientes que ingresan a  estudios de investigación. Por lo general, desde el punto de vista clínico-práctico, la gran mayoría de los pacientes con un diagnóstico presuncional desde el punto de vista clínico son tratados sin un diagnóstico quirúrgico.   Las ventajas de la cirugía como herramienta diagnóstica es su alta sensibilidad, la capacidad de tratar la enfermedad en el mismo evento quirúrgico, la posibilidad de valorar la permeabilidad tubaria, clasificar el grado de severidad de la enfermedad y descartar otras condiciones médicas como el cáncer, al tener un resultado histopatológico del tejido endometrial.  Sus desventajas es su alto costo, que es altamente invasivo con un tiempo de recuperación hasta de 6 semanas, la generación de adherencias pélvicas y daño a la reserva ovárica en caso de resección de un endometrioma.   Debido a que la cirugía es invasiva, múltiples profesionales de la salud realizan un “diagnóstico presuntivo” basado en los síntomas de la paciente. Existe una larga lista de síntomas potenciales relacionados con la endometriosis, múltiples síntomas se empalman con otras condiciones médicas haciendo esto un diagnóstico difícil. Los síntomas más comunes de sospechan son la dismenorrea, el dolor pélvico no relacionado con la menstruación o aciclico, dispareunia en especial a la penetración profunda, hematuria, rectorragia, dolor en hombro e infertilidad. En algunas ocasionales se recomienda la prescripción de hormonales orales combinados, progesterona o análogos de GnRH como pruebas de reto para valorar la sintomatología en función del tratamiento, siendo mayor la presunción del diagnóstico al mejorar los síntomas con su uso.   El ultrasonido es el estudio de imagen de elección en el diagnóstico de la endometriosis según el Colegio Americano de Ginecologos y Obstetras. La exactitud del ultrasonido para diagnosticar la endometriosis es sólido (mejor que el examen físico y peor que la cirugía). El utrasonido tiene un alto VPP para confirmar endometriosis ovárica, siendo este menos confiable para diagnósticar endometriosis extraovárica con un VPP del 50%.   La resonancia magnética no se considera un estudio de imagen necesario para el diagnostico de la endometriosis, debido a que es menos accesible y más costoso.  El papel principal de este estudio de imagen es documentar la endometriosis intestinal o vesical en pacientes que presentan sígnos con involucro del tracto gastrointestinal o urinario,  teniendo mayor utilidad en los casos en los que el ultrasonido es ambiguo para definir la enfermedad, esto con el objetivo de confirmar el diagnóstico y planear un posible abordaje quirúrgico.   Los biomarcadores son un método diagnostico atractivo para cualquier condición medica con una simple muestra de sangre. Desafortunadamente ningún marcador es suficientemente exacto para recomendarse en el diagnostico de la endometriosis. El CA-125, es un biomarcador usado para el seguimiento de ciertos tipos de cánceres de ovario de origen epitelial, elevándose de forma frecuente en pacientes con endometriosis. Su baja sensibilidad en todos los estadios de la enfermedad, incluso más baja en estadios mínimos o leves, descarta la posibilidad de su uso como herramienta diagnóstica.   Bibliografia: https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/uog.7668  
    Jan 21, 2019 868
  • 07 Jan 2019
    Autor: M. en C. Paloma Neri Vidaurri En 1992 se reportó el nacimiento de un varón gracias al “descubrimiento” de la técnica de ICSI, una técnica meramente incidental, ya que la intención era dejar los espermatozoides en el espacio perivitelino del ovocito (SUZI) pero la aguja atravesó el oolema en 1 de 12 ovocitos inyectados y éste fue el único ovulo fertilizado. A partir de este reporte continuaron una serie de artículos en los que se aplicaba ésta misma técnica con resultados que no iba más allá del 60% de tasa de fertilización y 50% de embarazo. Con el paso del tiempo ésta técnica se perfeccionó y también gracias al desarrollo tecnológico para poder obtener espermatozoides de varones con factores masculinos muy severos, y hasta en algunos casos azoospermia, es como la técnica se ICSI fue ganando terreno ante el FIV. Hasta llegar en los casos de que en algunas clínicas de reproducción asistida el 100% de los ovocitos se inyectan por ICSI. Sin embargo en los últimos años se ha puesto en evidencia el beneficio real de ésta técnica sobre la FIV convencional, sobre todo en aquellos casos en donde se aplica sin ninguna indicación clínica. La Sociedad americana de Medicina Reproductiva, en 2012, edita un comité de opinión acerca del uso e indicaciones para la aplicación del ICSI. En donde para fines prácticos concluye que la técnica de ICSI es segura y efectiva para el tratamiento de la infertilidad por factor masculino, que puede aumentar la tasa de fertilización ante una falla previa con FIV. Pero que, para casos de infertilidad no explicable, pocos ovocitos obtenidos, edad materna avanzada, no mejora los resultados clínicos. También puede mejorar las tasas de fertilización en ciclos previos con falla total de fertilización con FIV, aunque parezca estar correlacionada con pobre estimulación ovárica. Por lo que no existen suficientes datos que soporten el uso rutinario de ICSI en infertilidad no-masculina. Aunado a esto, gracias al desarrollo de técnicas moleculares y al estudio en específico del espermatozoide, se ha podido determinar que éste último no sólo aporta el DNA al embrión; sino que tiene efectos en la calidad embrionaria, en la implantación y hasta en algunos padecimientos en la descendencia. El espermatozoide participa con alrededor de 6238 proteínas al ovocitos y es prácticamente en encargado de su activación y del inicio de todos los eventos relacionados con la fertilización, el desarrollo del cigoto y la formación del trofoblasto. Si a todos estos eventos se agregan, la obesidad, el estilo de vida, el bajo consumo de antioxidantes, el sedentarismo o la vigorexia y la edad paterna avanzada, se estará ante un caso de infertilidad masculina complejo. Como lo son las aneuploidías, defectos del DNA con un porcentaje alto de fragmentación, defectos bioquímicos, defectos espermáticos, etc. Que, si se realiza ICSI en todos estos casos sin antes una evaluación el varón y tratamiento, nosotros mismos estamos introduciendo estas anomalías en el ovocito. Con lo que algunos autores han observado los efectos de un uso excesivo de ICSI en la descendencia como lo son: un aumento en desordenes epigenéticos, anormalidades cromosómicas, infertilidad en la descendencia, el desarrollo de algunos tipos de cáncer, daños cardiometabólicos y en particular en edad paterna avanzada, trastornos en el desarrollopsiconeurológico, sobre todo en varones. Se sugiere una evaluación y tratamiento subyacente de la infertilidad masculina para optimizar los resultados ICSI y eventualmente permitir la concepción natural o el uso de menos métodos de concepción asistida menos invasiva. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29967387  
    1507 Posted by AMMR page
  • Autor: M. en C. Paloma Neri Vidaurri En 1992 se reportó el nacimiento de un varón gracias al “descubrimiento” de la técnica de ICSI, una técnica meramente incidental, ya que la intención era dejar los espermatozoides en el espacio perivitelino del ovocito (SUZI) pero la aguja atravesó el oolema en 1 de 12 ovocitos inyectados y éste fue el único ovulo fertilizado. A partir de este reporte continuaron una serie de artículos en los que se aplicaba ésta misma técnica con resultados que no iba más allá del 60% de tasa de fertilización y 50% de embarazo. Con el paso del tiempo ésta técnica se perfeccionó y también gracias al desarrollo tecnológico para poder obtener espermatozoides de varones con factores masculinos muy severos, y hasta en algunos casos azoospermia, es como la técnica se ICSI fue ganando terreno ante el FIV. Hasta llegar en los casos de que en algunas clínicas de reproducción asistida el 100% de los ovocitos se inyectan por ICSI. Sin embargo en los últimos años se ha puesto en evidencia el beneficio real de ésta técnica sobre la FIV convencional, sobre todo en aquellos casos en donde se aplica sin ninguna indicación clínica. La Sociedad americana de Medicina Reproductiva, en 2012, edita un comité de opinión acerca del uso e indicaciones para la aplicación del ICSI. En donde para fines prácticos concluye que la técnica de ICSI es segura y efectiva para el tratamiento de la infertilidad por factor masculino, que puede aumentar la tasa de fertilización ante una falla previa con FIV. Pero que, para casos de infertilidad no explicable, pocos ovocitos obtenidos, edad materna avanzada, no mejora los resultados clínicos. También puede mejorar las tasas de fertilización en ciclos previos con falla total de fertilización con FIV, aunque parezca estar correlacionada con pobre estimulación ovárica. Por lo que no existen suficientes datos que soporten el uso rutinario de ICSI en infertilidad no-masculina. Aunado a esto, gracias al desarrollo de técnicas moleculares y al estudio en específico del espermatozoide, se ha podido determinar que éste último no sólo aporta el DNA al embrión; sino que tiene efectos en la calidad embrionaria, en la implantación y hasta en algunos padecimientos en la descendencia. El espermatozoide participa con alrededor de 6238 proteínas al ovocitos y es prácticamente en encargado de su activación y del inicio de todos los eventos relacionados con la fertilización, el desarrollo del cigoto y la formación del trofoblasto. Si a todos estos eventos se agregan, la obesidad, el estilo de vida, el bajo consumo de antioxidantes, el sedentarismo o la vigorexia y la edad paterna avanzada, se estará ante un caso de infertilidad masculina complejo. Como lo son las aneuploidías, defectos del DNA con un porcentaje alto de fragmentación, defectos bioquímicos, defectos espermáticos, etc. Que, si se realiza ICSI en todos estos casos sin antes una evaluación el varón y tratamiento, nosotros mismos estamos introduciendo estas anomalías en el ovocito. Con lo que algunos autores han observado los efectos de un uso excesivo de ICSI en la descendencia como lo son: un aumento en desordenes epigenéticos, anormalidades cromosómicas, infertilidad en la descendencia, el desarrollo de algunos tipos de cáncer, daños cardiometabólicos y en particular en edad paterna avanzada, trastornos en el desarrollopsiconeurológico, sobre todo en varones. Se sugiere una evaluación y tratamiento subyacente de la infertilidad masculina para optimizar los resultados ICSI y eventualmente permitir la concepción natural o el uso de menos métodos de concepción asistida menos invasiva. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29967387  
    Jan 07, 2019 1507
  • 22 Mar 2019
    Aldo Isaac Meneses Ríos   Después de la captura ovocitaria, existen típicamente dos opciones al momento de tomar la decisión de realizar una transferencia embrionaria. La primera opción es realizar una transferencia embrionaria en fresco, seleccionado el mejor/(es) embriones a transferir dentro de la cavidad uterina, 3 a 5 días después de la captura ovocitaria. Resguardando para vitrificación los embriones sobrantes para una futura transferencia, si es necesaria.   La segunda opción es vitrificar todos los embriones resultantes, incluyendo los mejores embriones con la finalidad de ser transferidos en otro ciclo.   En múltiples escenarios clínicos no existe duda que se requiere realizar una transferencia de embriones congelados, incluso antes de iniciar la estimulación ovárica controlada. Como por ejemplo en mujeres con Sindrome de Ovario Poliquistico (SOP) o en ciclos de PGS en etapa de blastocisto. En otros casos, se define diferir la transferencia embrionaria justo antes de la captura ovocitaria; como por ejemplo la presencia de niveles de progesterona altos al momento del disparo.   Cuales son las ventajas y desventajas de realizar una transferencia embrionaria en fresco o en vitrificados.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria de congelados   Mayor tasa de éxito reproductivo en mujeres con altos niveles de progesterona séricos al momento del disparo, mujeres con endometriosis y SOP. Mayor perfil de seguridad en pacientes vulnerables a un Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO). Más fácil el proceso logístico de un resultado genético de los embriones resultantes    Puntos en contra de la transferencia embrionaria de congelados   Se tiene poca información recabada de menos de 15 años,con respecto al desenlace obstétrico, perinatal y neurodesarrollo Se ha relacionado con mayor prevalencia de preeclampsia y fetos grandes para edad gestacional.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria en fresco   Menor costo Menor tiempo para lograr el embarazo Tiene mayor perfil seguridad perinatal y obstétrica a largo plazo   Puntos en contra de la transferencia embrionaria en fresco    Mayor riesgo de SHO En distintas poblaciones se ha confirmado menor tasa de éxito Se ha relacionado con parto pretérmino y fetos pequeños para edad gestacional     Las concentraciones suprafisiologicas de estrógenos y progesterona que se presentan en la estimulación ovárica controlada al crear una respuesta multifolicular, condiciona un desplazamiento temprano de la ventana de implantación dentro del útero. Este ambiente hormonal genera en el  endometrio una ventana de implantación embrionaria “menos receptiva” , en el momento en el cual el embrión alcanza la madurez necesaria para ser transferido. Por el contrario, en un ciclo congelado. Se espera un balance hormonal fisiológico y se determina el momento idóneo para definir el momento “más receptivo”.   Argumentos que definen un balance a favor de la vitrificación embrionaria de todos los embriones.    Los niveles de progesterona arriba del 1.5 ng/ml al momento del disparo disminuyen la tasa de nacido vivo en un 10% cuando se realiza transferencia embrionaria en fresco con progesterona alta versus la transferencia en embriones congelados. Se ha reportado una reducción de hasta un 15% en la tasa de nacido vivo en pacientes con endometriosis con transferencia embrionaria en fresco versus transferencia embrionaria de congelados. Pudiera ser que mujeres que presentan SOP o posiblemente algún otro factor de SHO, pudieran ser mayormente beneficiadas con una transferencia embrionaria de congelados que con una transferencia embrionaria en fresco. Se ha documentado este beneficio en mujeres con SOP con transferencia embrionaria en día 3, donde se obtuvo mayor tasa de nacido vivo y menor riesgo de SHO.   Argumentos que definen un balance a favor de la transferencia embrionaria en fresco.   Ausencia de datos a largo plazo con las técnicas actuales de vitrificación. El desarrollo del infante se ha valorado con un seguimiento de al menos 3 décadas, con la transferencia embrionaria en fresco, lo que hace esta conducta reproductiva mucho más tranquilizante. Los métodos de congelamiento han sido actualizados en los últimos 15 años; dando paso de la congelación lenta a la ultrarápida. Los datos actuales reportan que la tasa de defectos mayores al nacimiento producto de embriones congelados o en fresco es similar; a pesar que estos datos son tranquilizantes, no nos provee un verdadero panorama en un futuro a largo plazo. Complicaciones relacionadas con el nacimiento. Los datos actuales demuestran que los bebes nacidos de embriones congelados tienen mayor riesgo de ser más grandes para edad gestacional y que en el embarazo se manifieste preeclampsia. Sin embargo, la transferencia embrionaria en fresco  se ha relacionado con mayor riesgo de parto prematuro o pequeño para edad gestacional. Riesgo de pérdida embrionaria por el proceso de vitrificación-desvitrificación. La supervivencia embrionaria actual en clínicas con entrenamiento adecuado para implementar estas técnicas reproductivas oscila entre un 90% a 99%. Por lo que dependerá del número de embriones de buena calidad disponibles y las tasas de sobrevivencia embrionaria para definir la conducta de transferir un embrión en fresco o en congelado. Consideraciones financieras. La transferencia embrionaria en fresco es casi siempre de menor costo que la transferencia embrionaria de congelados. Esto debido a los costos adicionales del proceso de vitrificación y desvitrificación, agregando la monitorización y manutención de los embriones vitrificados.    Bibliografía:https://www.cochrane.org/CD011184/MENSTR_fresh-versus-frozen-embryo-transfers-assisted-reproduction
    991 Posted by AMMR page
  • Aldo Isaac Meneses Ríos   Después de la captura ovocitaria, existen típicamente dos opciones al momento de tomar la decisión de realizar una transferencia embrionaria. La primera opción es realizar una transferencia embrionaria en fresco, seleccionado el mejor/(es) embriones a transferir dentro de la cavidad uterina, 3 a 5 días después de la captura ovocitaria. Resguardando para vitrificación los embriones sobrantes para una futura transferencia, si es necesaria.   La segunda opción es vitrificar todos los embriones resultantes, incluyendo los mejores embriones con la finalidad de ser transferidos en otro ciclo.   En múltiples escenarios clínicos no existe duda que se requiere realizar una transferencia de embriones congelados, incluso antes de iniciar la estimulación ovárica controlada. Como por ejemplo en mujeres con Sindrome de Ovario Poliquistico (SOP) o en ciclos de PGS en etapa de blastocisto. En otros casos, se define diferir la transferencia embrionaria justo antes de la captura ovocitaria; como por ejemplo la presencia de niveles de progesterona altos al momento del disparo.   Cuales son las ventajas y desventajas de realizar una transferencia embrionaria en fresco o en vitrificados.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria de congelados   Mayor tasa de éxito reproductivo en mujeres con altos niveles de progesterona séricos al momento del disparo, mujeres con endometriosis y SOP. Mayor perfil de seguridad en pacientes vulnerables a un Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO). Más fácil el proceso logístico de un resultado genético de los embriones resultantes    Puntos en contra de la transferencia embrionaria de congelados   Se tiene poca información recabada de menos de 15 años,con respecto al desenlace obstétrico, perinatal y neurodesarrollo Se ha relacionado con mayor prevalencia de preeclampsia y fetos grandes para edad gestacional.   Puntos a favor de la transferencia embrionaria en fresco   Menor costo Menor tiempo para lograr el embarazo Tiene mayor perfil seguridad perinatal y obstétrica a largo plazo   Puntos en contra de la transferencia embrionaria en fresco    Mayor riesgo de SHO En distintas poblaciones se ha confirmado menor tasa de éxito Se ha relacionado con parto pretérmino y fetos pequeños para edad gestacional     Las concentraciones suprafisiologicas de estrógenos y progesterona que se presentan en la estimulación ovárica controlada al crear una respuesta multifolicular, condiciona un desplazamiento temprano de la ventana de implantación dentro del útero. Este ambiente hormonal genera en el  endometrio una ventana de implantación embrionaria “menos receptiva” , en el momento en el cual el embrión alcanza la madurez necesaria para ser transferido. Por el contrario, en un ciclo congelado. Se espera un balance hormonal fisiológico y se determina el momento idóneo para definir el momento “más receptivo”.   Argumentos que definen un balance a favor de la vitrificación embrionaria de todos los embriones.    Los niveles de progesterona arriba del 1.5 ng/ml al momento del disparo disminuyen la tasa de nacido vivo en un 10% cuando se realiza transferencia embrionaria en fresco con progesterona alta versus la transferencia en embriones congelados. Se ha reportado una reducción de hasta un 15% en la tasa de nacido vivo en pacientes con endometriosis con transferencia embrionaria en fresco versus transferencia embrionaria de congelados. Pudiera ser que mujeres que presentan SOP o posiblemente algún otro factor de SHO, pudieran ser mayormente beneficiadas con una transferencia embrionaria de congelados que con una transferencia embrionaria en fresco. Se ha documentado este beneficio en mujeres con SOP con transferencia embrionaria en día 3, donde se obtuvo mayor tasa de nacido vivo y menor riesgo de SHO.   Argumentos que definen un balance a favor de la transferencia embrionaria en fresco.   Ausencia de datos a largo plazo con las técnicas actuales de vitrificación. El desarrollo del infante se ha valorado con un seguimiento de al menos 3 décadas, con la transferencia embrionaria en fresco, lo que hace esta conducta reproductiva mucho más tranquilizante. Los métodos de congelamiento han sido actualizados en los últimos 15 años; dando paso de la congelación lenta a la ultrarápida. Los datos actuales reportan que la tasa de defectos mayores al nacimiento producto de embriones congelados o en fresco es similar; a pesar que estos datos son tranquilizantes, no nos provee un verdadero panorama en un futuro a largo plazo. Complicaciones relacionadas con el nacimiento. Los datos actuales demuestran que los bebes nacidos de embriones congelados tienen mayor riesgo de ser más grandes para edad gestacional y que en el embarazo se manifieste preeclampsia. Sin embargo, la transferencia embrionaria en fresco  se ha relacionado con mayor riesgo de parto prematuro o pequeño para edad gestacional. Riesgo de pérdida embrionaria por el proceso de vitrificación-desvitrificación. La supervivencia embrionaria actual en clínicas con entrenamiento adecuado para implementar estas técnicas reproductivas oscila entre un 90% a 99%. Por lo que dependerá del número de embriones de buena calidad disponibles y las tasas de sobrevivencia embrionaria para definir la conducta de transferir un embrión en fresco o en congelado. Consideraciones financieras. La transferencia embrionaria en fresco es casi siempre de menor costo que la transferencia embrionaria de congelados. Esto debido a los costos adicionales del proceso de vitrificación y desvitrificación, agregando la monitorización y manutención de los embriones vitrificados.    Bibliografía:https://www.cochrane.org/CD011184/MENSTR_fresh-versus-frozen-embryo-transfers-assisted-reproduction
    Mar 22, 2019 991
  • 25 Jan 2019
    Aldo Isaac Meneses Ríos   La endometriosis es una enfermedad estrógeno-dependiente crónico, progresivo que tiene un impacto en la tasa de fecundabilidad femenina. A continuación desglosaremos por componente reproductivo el impacto reproductivo:   Reducción de la reserva ovárica: La endometriosis reduce la irrigación sanguínea del ovario. Estudios recientes han sugerido que las pacientes con endometriosis tienen una reserva ovárica reducida confirmada por niveles de Hormona Antimülleriana y conteo antral, este hallazgo es presente incluso en aquellas pacientes sin antecedente la ablación o excisión de implantes endometriosicos de la corteza ovárica. La cirugía para la extirpación de la endometriosis ovárica también puede contribuir a la reducción de la reserva ovárica. Esta reducción de la reserva ovárica posterior a la excisión quirúrgica, afecta de forma mucho más pronunciada en la tasa de fecundabilidad en aquellas pacientes con baja reserva ovárica previo a la intervención quirúrgica, particularmente en aquellas pacientes que requerirán fertilización in vitro (FIV).   Reducción de la calidad ovocitaria: La endometriosis puede crear un ambiente hormonal que empeora la calidad ovocitaria. Un meta-analisis que incluyo a 6,760 pacientes sometidas a FIV mostraron que las pacientes con endometriosis tienen menor tasa de fertilización e implantación por embrión transferido versus las pacientes con obstrucción tubaria. Adicionalmente algunos estudios demuestran que embriones creados con ovocitos de donante con endometriosis tienen menor potencial de implantación versus embriones creados con ovocitos de donante sin endometriosis. Este último dato no ha sido consistentemente reproducido por algún otro estudio, esto debido a la heterogeneidad y la complejidad de la endometriosis. Trompas de Falopio: El proceso inflamatorio y cicatrizal que crea la endometriosis por contigüidad puede crear una obstrucción tubaria extraluminal o intraluminal o una función anormal que puede bloquear la migración ovocitaria o embrionaria o el desplazamiento progresivo del espermatozoide. Estos cambios puede prevenir que el espermatozoide pueda fertilizar el ovocito o la movilización embrionaria a través de la tuba uterina, incrementando de esta manera el riesgo de embarazo ectópico. En un estudio reciente de más de 14,000 mujeres, mujeres con endometriosis tuvieron 2.7 veces mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico que las mujeres sin endometriosis.   Útero: La endometriosis puede causar inflamación al colonizar cualquier órgano. La inflamación per se, podría repercutir en la capacidad del embrión de implantarse  o disminuir los metabolitos o micronutrientes necesarios para sostener la implantación del embrión. En un estudio se observo que pacientes receptoras con endometriosis que recibieron embriones donados tuvieron una tasa de implantación de al menos 20% menos que las receptoras sin endometriosis Espermatozoide: La propia inflamación creada por la endometriosis, puede afectar la movilidad espermática y quizá su capacidad fertilizante. El porcentaje de espermatozoides con ADN dañado se duplica posterior a la exposición del líquido pélvico extraído de pacientes con endometriosis comparado con espermatozoides expuestos con líquido pélvico de mujeres sin endometriosis.   Esta combinación de factores, hace que pacientes con endometriosis presenten un decremento en la probabilidad de concebir de forma espontánea o asistida con respecto a la población en general. En nuestra actualidad sigue siendo un reto reproductivo tratar la infertilidad en este grupo de pacientes y no solo eso, incluso el diagnóstico de la propia enfermedad, ya que como sabemos la infertilidad y el dolor son los puntos clave de la endometriosis y no necesariamente la paciente presentara algún síntoma, incluso la enfermedad podría estar presente en mujeres asintomáticas infértiles con estudios de laboratorio e imagen normales, lo que hace más complejo el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. Bibliografía: https://academic.oup.com/humrep/article/28/8/2140/659582  
    903 Posted by AMMR page
  • Aldo Isaac Meneses Ríos   La endometriosis es una enfermedad estrógeno-dependiente crónico, progresivo que tiene un impacto en la tasa de fecundabilidad femenina. A continuación desglosaremos por componente reproductivo el impacto reproductivo:   Reducción de la reserva ovárica: La endometriosis reduce la irrigación sanguínea del ovario. Estudios recientes han sugerido que las pacientes con endometriosis tienen una reserva ovárica reducida confirmada por niveles de Hormona Antimülleriana y conteo antral, este hallazgo es presente incluso en aquellas pacientes sin antecedente la ablación o excisión de implantes endometriosicos de la corteza ovárica. La cirugía para la extirpación de la endometriosis ovárica también puede contribuir a la reducción de la reserva ovárica. Esta reducción de la reserva ovárica posterior a la excisión quirúrgica, afecta de forma mucho más pronunciada en la tasa de fecundabilidad en aquellas pacientes con baja reserva ovárica previo a la intervención quirúrgica, particularmente en aquellas pacientes que requerirán fertilización in vitro (FIV).   Reducción de la calidad ovocitaria: La endometriosis puede crear un ambiente hormonal que empeora la calidad ovocitaria. Un meta-analisis que incluyo a 6,760 pacientes sometidas a FIV mostraron que las pacientes con endometriosis tienen menor tasa de fertilización e implantación por embrión transferido versus las pacientes con obstrucción tubaria. Adicionalmente algunos estudios demuestran que embriones creados con ovocitos de donante con endometriosis tienen menor potencial de implantación versus embriones creados con ovocitos de donante sin endometriosis. Este último dato no ha sido consistentemente reproducido por algún otro estudio, esto debido a la heterogeneidad y la complejidad de la endometriosis. Trompas de Falopio: El proceso inflamatorio y cicatrizal que crea la endometriosis por contigüidad puede crear una obstrucción tubaria extraluminal o intraluminal o una función anormal que puede bloquear la migración ovocitaria o embrionaria o el desplazamiento progresivo del espermatozoide. Estos cambios puede prevenir que el espermatozoide pueda fertilizar el ovocito o la movilización embrionaria a través de la tuba uterina, incrementando de esta manera el riesgo de embarazo ectópico. En un estudio reciente de más de 14,000 mujeres, mujeres con endometriosis tuvieron 2.7 veces mayor probabilidad de tener un embarazo ectópico que las mujeres sin endometriosis.   Útero: La endometriosis puede causar inflamación al colonizar cualquier órgano. La inflamación per se, podría repercutir en la capacidad del embrión de implantarse  o disminuir los metabolitos o micronutrientes necesarios para sostener la implantación del embrión. En un estudio se observo que pacientes receptoras con endometriosis que recibieron embriones donados tuvieron una tasa de implantación de al menos 20% menos que las receptoras sin endometriosis Espermatozoide: La propia inflamación creada por la endometriosis, puede afectar la movilidad espermática y quizá su capacidad fertilizante. El porcentaje de espermatozoides con ADN dañado se duplica posterior a la exposición del líquido pélvico extraído de pacientes con endometriosis comparado con espermatozoides expuestos con líquido pélvico de mujeres sin endometriosis.   Esta combinación de factores, hace que pacientes con endometriosis presenten un decremento en la probabilidad de concebir de forma espontánea o asistida con respecto a la población en general. En nuestra actualidad sigue siendo un reto reproductivo tratar la infertilidad en este grupo de pacientes y no solo eso, incluso el diagnóstico de la propia enfermedad, ya que como sabemos la infertilidad y el dolor son los puntos clave de la endometriosis y no necesariamente la paciente presentara algún síntoma, incluso la enfermedad podría estar presente en mujeres asintomáticas infértiles con estudios de laboratorio e imagen normales, lo que hace más complejo el abordaje y tratamiento de esta enfermedad. Bibliografía: https://academic.oup.com/humrep/article/28/8/2140/659582  
    Jan 25, 2019 903
  • 21 Jan 2019
    Dr. Aldo Isaac Meneses Rios La endometriosis es una enfermedad que por lo general su diagnóstico es tardío, las razones por las cuales su diagnóstico es difícil es debido a que: La endometriosis tiene un espectro de manifestaciones clínicas amplias y que son inconsistentes en cada mujer. Múltiples de los síntomas relacionados con la endometriosis se asemejan con otras condiciones médicas, como lo es el síndrome de colon irritable. Los profesionales de la salud pasan desapercibido o minimizan los síntomas o la misma paciente se acostumbra o cree como normal la dismenorrea. No existen en la actualidad métodos diagnósticos no invasivos, confiables y accesibles. Dentro de las herramientas diagnósticas para documentar la endometriosis ovárica y de otros sitios que contamos en la actualidad las dividiremos en función de su sitio de localización.   La cirugía es técnicamente considerada la única manera para tener un diagnóstico certero de la enfermedad y es considerado como el gold estándar, aunque en nuestra practica médica actual tiene mayor utilidad para estandarizar los pacientes que ingresan a  estudios de investigación. Por lo general, desde el punto de vista clínico-práctico, la gran mayoría de los pacientes con un diagnóstico presuncional desde el punto de vista clínico son tratados sin un diagnóstico quirúrgico.   Las ventajas de la cirugía como herramienta diagnóstica es su alta sensibilidad, la capacidad de tratar la enfermedad en el mismo evento quirúrgico, la posibilidad de valorar la permeabilidad tubaria, clasificar el grado de severidad de la enfermedad y descartar otras condiciones médicas como el cáncer, al tener un resultado histopatológico del tejido endometrial.  Sus desventajas es su alto costo, que es altamente invasivo con un tiempo de recuperación hasta de 6 semanas, la generación de adherencias pélvicas y daño a la reserva ovárica en caso de resección de un endometrioma.   Debido a que la cirugía es invasiva, múltiples profesionales de la salud realizan un “diagnóstico presuntivo” basado en los síntomas de la paciente. Existe una larga lista de síntomas potenciales relacionados con la endometriosis, múltiples síntomas se empalman con otras condiciones médicas haciendo esto un diagnóstico difícil. Los síntomas más comunes de sospechan son la dismenorrea, el dolor pélvico no relacionado con la menstruación o aciclico, dispareunia en especial a la penetración profunda, hematuria, rectorragia, dolor en hombro e infertilidad. En algunas ocasionales se recomienda la prescripción de hormonales orales combinados, progesterona o análogos de GnRH como pruebas de reto para valorar la sintomatología en función del tratamiento, siendo mayor la presunción del diagnóstico al mejorar los síntomas con su uso.   El ultrasonido es el estudio de imagen de elección en el diagnóstico de la endometriosis según el Colegio Americano de Ginecologos y Obstetras. La exactitud del ultrasonido para diagnosticar la endometriosis es sólido (mejor que el examen físico y peor que la cirugía). El utrasonido tiene un alto VPP para confirmar endometriosis ovárica, siendo este menos confiable para diagnósticar endometriosis extraovárica con un VPP del 50%.   La resonancia magnética no se considera un estudio de imagen necesario para el diagnostico de la endometriosis, debido a que es menos accesible y más costoso.  El papel principal de este estudio de imagen es documentar la endometriosis intestinal o vesical en pacientes que presentan sígnos con involucro del tracto gastrointestinal o urinario,  teniendo mayor utilidad en los casos en los que el ultrasonido es ambiguo para definir la enfermedad, esto con el objetivo de confirmar el diagnóstico y planear un posible abordaje quirúrgico.   Los biomarcadores son un método diagnostico atractivo para cualquier condición medica con una simple muestra de sangre. Desafortunadamente ningún marcador es suficientemente exacto para recomendarse en el diagnostico de la endometriosis. El CA-125, es un biomarcador usado para el seguimiento de ciertos tipos de cánceres de ovario de origen epitelial, elevándose de forma frecuente en pacientes con endometriosis. Su baja sensibilidad en todos los estadios de la enfermedad, incluso más baja en estadios mínimos o leves, descarta la posibilidad de su uso como herramienta diagnóstica.   Bibliografia: https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/uog.7668  
    868 Posted by AMMR page
  • Dr. Aldo Isaac Meneses Rios La endometriosis es una enfermedad que por lo general su diagnóstico es tardío, las razones por las cuales su diagnóstico es difícil es debido a que: La endometriosis tiene un espectro de manifestaciones clínicas amplias y que son inconsistentes en cada mujer. Múltiples de los síntomas relacionados con la endometriosis se asemejan con otras condiciones médicas, como lo es el síndrome de colon irritable. Los profesionales de la salud pasan desapercibido o minimizan los síntomas o la misma paciente se acostumbra o cree como normal la dismenorrea. No existen en la actualidad métodos diagnósticos no invasivos, confiables y accesibles. Dentro de las herramientas diagnósticas para documentar la endometriosis ovárica y de otros sitios que contamos en la actualidad las dividiremos en función de su sitio de localización.   La cirugía es técnicamente considerada la única manera para tener un diagnóstico certero de la enfermedad y es considerado como el gold estándar, aunque en nuestra practica médica actual tiene mayor utilidad para estandarizar los pacientes que ingresan a  estudios de investigación. Por lo general, desde el punto de vista clínico-práctico, la gran mayoría de los pacientes con un diagnóstico presuncional desde el punto de vista clínico son tratados sin un diagnóstico quirúrgico.   Las ventajas de la cirugía como herramienta diagnóstica es su alta sensibilidad, la capacidad de tratar la enfermedad en el mismo evento quirúrgico, la posibilidad de valorar la permeabilidad tubaria, clasificar el grado de severidad de la enfermedad y descartar otras condiciones médicas como el cáncer, al tener un resultado histopatológico del tejido endometrial.  Sus desventajas es su alto costo, que es altamente invasivo con un tiempo de recuperación hasta de 6 semanas, la generación de adherencias pélvicas y daño a la reserva ovárica en caso de resección de un endometrioma.   Debido a que la cirugía es invasiva, múltiples profesionales de la salud realizan un “diagnóstico presuntivo” basado en los síntomas de la paciente. Existe una larga lista de síntomas potenciales relacionados con la endometriosis, múltiples síntomas se empalman con otras condiciones médicas haciendo esto un diagnóstico difícil. Los síntomas más comunes de sospechan son la dismenorrea, el dolor pélvico no relacionado con la menstruación o aciclico, dispareunia en especial a la penetración profunda, hematuria, rectorragia, dolor en hombro e infertilidad. En algunas ocasionales se recomienda la prescripción de hormonales orales combinados, progesterona o análogos de GnRH como pruebas de reto para valorar la sintomatología en función del tratamiento, siendo mayor la presunción del diagnóstico al mejorar los síntomas con su uso.   El ultrasonido es el estudio de imagen de elección en el diagnóstico de la endometriosis según el Colegio Americano de Ginecologos y Obstetras. La exactitud del ultrasonido para diagnosticar la endometriosis es sólido (mejor que el examen físico y peor que la cirugía). El utrasonido tiene un alto VPP para confirmar endometriosis ovárica, siendo este menos confiable para diagnósticar endometriosis extraovárica con un VPP del 50%.   La resonancia magnética no se considera un estudio de imagen necesario para el diagnostico de la endometriosis, debido a que es menos accesible y más costoso.  El papel principal de este estudio de imagen es documentar la endometriosis intestinal o vesical en pacientes que presentan sígnos con involucro del tracto gastrointestinal o urinario,  teniendo mayor utilidad en los casos en los que el ultrasonido es ambiguo para definir la enfermedad, esto con el objetivo de confirmar el diagnóstico y planear un posible abordaje quirúrgico.   Los biomarcadores son un método diagnostico atractivo para cualquier condición medica con una simple muestra de sangre. Desafortunadamente ningún marcador es suficientemente exacto para recomendarse en el diagnostico de la endometriosis. El CA-125, es un biomarcador usado para el seguimiento de ciertos tipos de cánceres de ovario de origen epitelial, elevándose de forma frecuente en pacientes con endometriosis. Su baja sensibilidad en todos los estadios de la enfermedad, incluso más baja en estadios mínimos o leves, descarta la posibilidad de su uso como herramienta diagnóstica.   Bibliografia: https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/uog.7668  
    Jan 21, 2019 868
  • 01 Nov 2018
    El endometrio es el tejido que recubre el interior del útero y se prepara cada mes para la implantación del embrión y cuando este no se da, viene la menstruación.  Se trata de una estructura muy activa que experimenta cambios periódicos durante el ciclo menstrual y alcanza un estado receptivo, óptimo para la implantación embrionaria alrededor de los días 19-21 del ciclo menstrual. Este periodo de tiempo en el que el endometrio es receptivo se denomina ventana de implantación y ocurre 7 días después del pico de LH endógena (LH+7). El endometrio es receptivo cuando está listo para la implantación del embrión, pero en ocasiones, es posible que el día óptimo para realizar la transferencia esté desplazado. Esto se conoce como una ventana de implantación desplazada (VID). 3 de cada 10 pacientes tienen una ventana de implantación desplazada. En la actualidad existen dos test para identificar el mejor momento para realizar la transferencia del embrión al útero de la futura mamá, el test ERA y el test ER Map, el primero analiza la expresión de 238 genes, mientras que ER Map, analiza la expresión génica de 48 genes involucrados en el desarrollo de la receptividad endometrial y la respuesta inmune materna asociada a la implantación embrionaria. Incrementando la oportunidad de éxito en un ciclo de reproducción asistida. Sabemos que el endometrio no acepta la anidación del embrión en otros momentos del ciclo menstrual fuera de la ventana de implantación. Estudios recientes han demostrado que el perfil de receptividad endometrial durante la ventana de implantación y su firma Transcriptómica pueden usarse para evaluar la función endometrial. Los métodos antiguos de evaluación endometrial son bastante subjetivos y no determinan de manera precisa cuál es el mejor momento del endometrio para recibir al embrión. Las pruebas de diagnóstico molecular como el ERA y ER Map para estado endometrial son técnicas mucho más precisas y fiables, capaces de determinar de manera específica el día en el que el endometrio ha alcanzado el estado óptimo para la implantación del embrión. A diferencia del test ERA, el test ER Map® es el único test de receptividad endometrial que incluye la evaluación de genes de respuesta inmune directamente relacionados con el proceso de implantación embrionaria. Además, a diferencia de otras pruebas, ER Map se ha diseñado específicamente para poder ser aplicado no sólo en pacientes caucásicas, sino también en mujeres de otras etnias.   Bibliografía https://www.igls.net/es/services/mapa-de-receptividad-endometrial/ https://www.igenomix.com/es/tests/test-receptividad-endometrial-era/ The endometrial receptivity array for diagnosis and personalized embryo transfer as a treatment for patients with repeated implantation failure. http://dx.doi.org/10.1016/j.fertnstert.2013.05.004  
    686 Posted by AMMR page
  • El endometrio es el tejido que recubre el interior del útero y se prepara cada mes para la implantación del embrión y cuando este no se da, viene la menstruación.  Se trata de una estructura muy activa que experimenta cambios periódicos durante el ciclo menstrual y alcanza un estado receptivo, óptimo para la implantación embrionaria alrededor de los días 19-21 del ciclo menstrual. Este periodo de tiempo en el que el endometrio es receptivo se denomina ventana de implantación y ocurre 7 días después del pico de LH endógena (LH+7). El endometrio es receptivo cuando está listo para la implantación del embrión, pero en ocasiones, es posible que el día óptimo para realizar la transferencia esté desplazado. Esto se conoce como una ventana de implantación desplazada (VID). 3 de cada 10 pacientes tienen una ventana de implantación desplazada. En la actualidad existen dos test para identificar el mejor momento para realizar la transferencia del embrión al útero de la futura mamá, el test ERA y el test ER Map, el primero analiza la expresión de 238 genes, mientras que ER Map, analiza la expresión génica de 48 genes involucrados en el desarrollo de la receptividad endometrial y la respuesta inmune materna asociada a la implantación embrionaria. Incrementando la oportunidad de éxito en un ciclo de reproducción asistida. Sabemos que el endometrio no acepta la anidación del embrión en otros momentos del ciclo menstrual fuera de la ventana de implantación. Estudios recientes han demostrado que el perfil de receptividad endometrial durante la ventana de implantación y su firma Transcriptómica pueden usarse para evaluar la función endometrial. Los métodos antiguos de evaluación endometrial son bastante subjetivos y no determinan de manera precisa cuál es el mejor momento del endometrio para recibir al embrión. Las pruebas de diagnóstico molecular como el ERA y ER Map para estado endometrial son técnicas mucho más precisas y fiables, capaces de determinar de manera específica el día en el que el endometrio ha alcanzado el estado óptimo para la implantación del embrión. A diferencia del test ERA, el test ER Map® es el único test de receptividad endometrial que incluye la evaluación de genes de respuesta inmune directamente relacionados con el proceso de implantación embrionaria. Además, a diferencia de otras pruebas, ER Map se ha diseñado específicamente para poder ser aplicado no sólo en pacientes caucásicas, sino también en mujeres de otras etnias.   Bibliografía https://www.igls.net/es/services/mapa-de-receptividad-endometrial/ https://www.igenomix.com/es/tests/test-receptividad-endometrial-era/ The endometrial receptivity array for diagnosis and personalized embryo transfer as a treatment for patients with repeated implantation failure. http://dx.doi.org/10.1016/j.fertnstert.2013.05.004  
    Nov 01, 2018 686
  • 27 Aug 2019
    Autor: Bióloga María Guadalupe de Alba Cervantes   Las condiciones extremas de la vitrificación, afectan los niveles de salud mitocondrial y las especies reactivas de oxígeno (ROS en sus siglas en ingles) en los óvulos. Hasta el momento y lo que sabemos es que estudios recientes, han mencionado que el aumento de los niveles de ROS en ovocitos descongelados de mujeres jóvenes se ha observado una perdida en la dinámica temporal del potencial mitocondrial, que podría, por lo tanto, conducir a una disminución en la producción de ATP, de esta manera perjudicando el desarrollo embrionario. La función mitocondrial también puede evaluarse in vivo mediante la relación de autofluorescencia FAD / NAD (P) H, que refleja la actividad de la cadena respiratoria y se considera un marcador del estado redox intracelular. La vitrificación se ha desarrollado como la tecnología prometedora de la crioconservación. Sin embargo, la insuficiencia de los datos clínicos y multidisciplinarios correlacionados sigue provocando controversia sobre el impacto de esta técnica en la integridad de los ovocitos. Los estudios morfológicos pueden proporcionar una gran perspectiva en este debate. La microscopía de contraste de fase y otras técnicas de microscopía de luz, incluida la citoquímica, proporcionaron datos morfofuncionales sustanciales sobre ovocitos crioconservados, pero no son capaces de desentrañar cambios estructurales finos. El daño ultraestructural es uno de los eventos más adversos asociados con la crioconservación, como efecto de la toxicidad del crioprotector, la formación de cristales de hielo y el estrés osmótico. En esta revisión, la estructura subcelular de ovocitos maduros humanos después de la vitrificación se discute en la luz de los estudios ultraestructurales más relevantes.    Ligas: https://watermark.silverchair.com/dew130.pdf?token=AQECAHi208BE49Ooan9kkhW_Ercy7Dm3ZL_9Cf3qfKAc485ysgAAAjEwggItBgkqhkiG9w0BBwagggIeMIICGgIB   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3493984/pdf/ejh-2012-3-e38.pdf  
    642 Posted by AMMR page
  • Autor: Bióloga María Guadalupe de Alba Cervantes   Las condiciones extremas de la vitrificación, afectan los niveles de salud mitocondrial y las especies reactivas de oxígeno (ROS en sus siglas en ingles) en los óvulos. Hasta el momento y lo que sabemos es que estudios recientes, han mencionado que el aumento de los niveles de ROS en ovocitos descongelados de mujeres jóvenes se ha observado una perdida en la dinámica temporal del potencial mitocondrial, que podría, por lo tanto, conducir a una disminución en la producción de ATP, de esta manera perjudicando el desarrollo embrionario. La función mitocondrial también puede evaluarse in vivo mediante la relación de autofluorescencia FAD / NAD (P) H, que refleja la actividad de la cadena respiratoria y se considera un marcador del estado redox intracelular. La vitrificación se ha desarrollado como la tecnología prometedora de la crioconservación. Sin embargo, la insuficiencia de los datos clínicos y multidisciplinarios correlacionados sigue provocando controversia sobre el impacto de esta técnica en la integridad de los ovocitos. Los estudios morfológicos pueden proporcionar una gran perspectiva en este debate. La microscopía de contraste de fase y otras técnicas de microscopía de luz, incluida la citoquímica, proporcionaron datos morfofuncionales sustanciales sobre ovocitos crioconservados, pero no son capaces de desentrañar cambios estructurales finos. El daño ultraestructural es uno de los eventos más adversos asociados con la crioconservación, como efecto de la toxicidad del crioprotector, la formación de cristales de hielo y el estrés osmótico. En esta revisión, la estructura subcelular de ovocitos maduros humanos después de la vitrificación se discute en la luz de los estudios ultraestructurales más relevantes.    Ligas: https://watermark.silverchair.com/dew130.pdf?token=AQECAHi208BE49Ooan9kkhW_Ercy7Dm3ZL_9Cf3qfKAc485ysgAAAjEwggItBgkqhkiG9w0BBwagggIeMIICGgIB   https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3493984/pdf/ejh-2012-3-e38.pdf  
    Aug 27, 2019 642